2/10/2012

Antonio Alvarez Meneses in memoriam

El pasado 19 de enero tuve que asumir que no volvería a ver, físicamente, a mi hermano Antonio. Se ha marchado dejando en todos los que lo queríamos un tremendo vacío.
Angeles Alvarez de Meneses.




Por Angeles Alvarez de Meneses


Fotos del Archivo fotográfico de D. del Pino


 No sé si por la diferencia de edad o por la afinidad de caracteres, casi fue como un segundo padre para mí.

Estoy segura que sus antiguos compañeros (sobre todos los que formaban su pandilla de la playa) recuerdan que parecía como un apéndice de él. Playa significaba para Antonio “cargar con el pegote de la niña” – cariñosamente llamada por sus amigos “la mosca cojonera” pero vivimos momentos entrañables entre riñas y cariños.

Aun recuerdo cuando dejo Tanger y se trasladó a Madrid para comenzar su carrera de Ciencias Químicas. Me quedé un poco coja pero esperaba la llegada de las Navidades con ilusión porque veníamos a Madrid para verlo. Eso quería decir ir a la cabalgata de los Reyes Magos subida a sus hombros y presumir de hermano.

Después cuando sacó sus oposiciones en el Instituto Oceanográfico y comenzó su andadura laboral (incluida una expedición científica, de tres meses de duración, a la Antártida en el Buque de Investigación Oceanográfica Hespérides) y hasta que fui lo suficientemente mayor como para dejar de hacerlo, cada mes, cuando cobraba me compraba siempre un detalle.






De izquierda a derecha Antonio Alvarez, Ángel López Cano, Rafael Carrasco, Carlos Pozas, Domingo del Pino 

Durante unos meses me hice con los muñecos (famosos en aquellos momentos) el ratón Topo Gigio, los hermanitos de vamos a la cama, … entre otros.

Querido Antonio, como dijo nuestro hermano Pedro el día que entregamos tus cenizas al mar “Naciste en el Mediterráneo, te criaste en el Mediterráneo y hoy, descansas en tu Mar Mediterráneo como era tu deseo”, Yo, por mi parte, puedo decir muy alto que un ser querido nunca nos deja totalmente mientras que haya personas que la sigan queriendo y tú, Antonio, ERES MUY QUERIDO por mucha gente.

Nota: Quienes conocimos a Antonio desde el colegio y nos honramos con su amistad, nos unimos al dolor de la familia y suscribimos a lo que dice su hermana Lita: nadie se va del todo mientras que haya personas que le sigan queriendo y recordando: nosotros le quisimos y le recordamos.




No hay comentarios:

Publicar un comentario