4/01/2011

Antonio Fuentes pintor tangerino

Antonio Fuentes nació en Tánger en 1905 y murió noventa años más tarde en la misma ciudad. Pintó de niño en las mesas de mármol del Hotel Fuentes. A los trece años hacía dibujos para “ El Heraldo de Marruecos”. A los catorce, ilustraciones para  “ La Esfera ”y “ El Nuevo Mundo”. Sin saberlo, se está convirtiendo en el Toulouse - Lautrec de Tánger  como años más tarde diría de él el gran hispanista francés Pierre Gassier.

En 1925, Fuentes marcha a estudiar a Madrid, donde ingresa en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. El academicismo de Madrid no le convence y decide dar el salto a París, al Montparnasse de la época. En 1928 pinta de sol a sol en “ La Grande Chaumière”.  Fuentes dibuja al pincel, y es así como consigue una fuerza y una seguridad enormes en el apunte. Se convierte en un gran dibujante.

Durante su estancia en París hace caricaturas para “ La Semaine de Paris”. Gracias a estas caricaturas conoce a cuantas figuras españolas pasan por París: Manuel de Falla, Encarnación López – “ La Argentinita” , Vicente Escudero, Andrés Segovia. De esta época data su serie “ flamencos ” de los ballets españoles.

Ya en 1930 es admitido en “ La Nationale des Beaux Arts ” con un soberbio desnudo. Realiza su primera exposición individual en la “ Salle d’Art Castelucho”, donde conoce a Picasso. En exposiciones colectivas figura junto a Kisling y Vlaminck.

En 1934 se traslada a Italia, a continuar su formación.  Inicialmente en Florencia, como discípulo de Felice Carena ( 1879 – 1965 )  y posteriormente a Roma, donde ingresa en la “ Academia Española de Bellas Artes”.
           
Al finalizar la 2ª Guerra Mundial Fuentes vuelve a Tánger, a  su casa - estudio de la medina donde se aísla literalmente del mundo, convirtiendo su soledad en “ libertad creadora ” sin dejar de trabajar un solo día hasta su muerte en 1995.

Todo un siglo dedicado a la creación

No hay comentarios:

Publicar un comentario