3/16/2010

Episodio del Llano Amarillo

Por su repercusión en Tánger recojo aquí los datos que tengo sobre el episodio de Llano Amarillo, pintadas en el monumento que existía en el bosque de Ketama que conmemoraba en levantamiento de las tropas españolas de Africa el 18 de Julio de 1936.



Extracto del artículo de Domingo del Pino, Los catalanes y Tánger, apartado Operación Llano Amarillo

Estudiada la acción, una madrugada, cinco miembros del partido comunista de Tánger, Mendizábal, Guía, Ávila, Pedreira y Manolo “el pastelero”, tomaron asiento en el Opel Capitán del primero, cubiertos de guardapolvos grises, transportando grandes botes de pintura y brochas en el maletero, y se dirigieron al Llano Amarillo para dejar en el monumento pintadas reclamando Amnistía y Libertad para los presos políticos. 

El conductor del coche dejó a los otros cuatro al pie del objetivo y se marchó para no llamar la atención de la Gendarmería marroquí próxima, con la intención de regresar media hora después a recogerles. La operación estuvo a punto de fracasar porque los “complotados” no podían abrir las latas de pintura. Cuando al fin lo lograron, el automóvil que debía recogerles estaba a punto de regresar, así es que las pintadas tuvieron que ser hechas a toda prisa lo cual contribuyó a empeorar el estado en que quedó el obelisco.

Aquella acción conmocionó a toda la población de Tánger: los franquistas se sintieron ultrajados; los demás lo celebraron. De Tánger salían autobuses de “turistas” para ver el estado en que había quedado el monumento y sacar fotografías. El propio Mendizábal fue uno de los que con su cámara, al día siguiente, tomó fotos que luego fueron vendidas entre los miembros y simpatizantes del PCE.

El importe de esas ventas, junto con el dinero que sobró de lo que dio Andreu Abelló, fue enviado como ayuda a las familias de algunos presos políticos. Las especulaciones, a cual más fantasiosa, animaron los corrillos de la ciudad durante un tiempo. La revista Mauritania, órgano de la misión franciscana de Tánger, fue la más expresiva de ese sentimiento ultrajado.

En un artículo firmado por el Padre Pazos se mencionaba la conmoción que los hechos habían causado al Padre Juan, quien nada más enterarse de lo sucedido se dirigió al monumento para limpiarlo él mismo y allí pedir a Dios el castigo de los culpables. El artículo, ilustrado con una foto del citado padre al pie del monumento, señalaba, como los rumores, que “el nocturno profanador hablaba ruso, francés y español” mientras que otros afirmaban que el coche utilizado estaba matriculado en un país del Este.

Los organizadores podían estar satisfechos. La acción estaba recibiendo mucha más publicidad de la esperada. Más tarde el PCE en colaboración con algunos marroquíes nacionalistas e izquierdistas de la ciudad, como el ex ministro marroquí y actual presidente del Partido Liberal de Marruecos, Ahmed Ziane, hicieron campaña para que el gobierno marroquí destruyera aquel monumento, lo cual no fue necesario pues antes de que la “temperatura” nacionalista subiese, un centenar de camiones enviados por el gobierno español, trasladaron piedra a piedra el obelisco a la ciudad de Ceuta, donde aún se encuentra.

Cuando todos se animen a contar sus versiones, puede que la historia reciente de España deje de tener esa versión única de que hablaba François Furet.

En Los catalanes y Tánger



Otras notas de la revista Mauritania sobre los hechos:

Revista Mauritania de julio de 1936

Terminan (el 12 de Julio de 1936) las maniobras de Llano Amarillo. En el banquete posterior se grita ¡CAFÉ! (Camaradas Arriba Falange Española). El ejército de África realiza maniobras militares en el Llano amarillo, en Marruecos, en las que se dan las últimas instrucciones para el alzamiento en el Protectorado.


Revista Mauritania de febrero 1938
Inolvidable jornada del 12 de julio de 1936, acto gallardo de desacato. Raíces fecundas de la patriótica rebelión en esa porción de tierra marroquí que sirvió de cuna a la conjuración de las tropas de Africa contra la autoridad de los que ostentaban el gobierno marxista. Brotó el triunfal estallido del glorioso movimiento. Dignos sucesores de el Cid.

Traslado del monumento a Ceuta
El monumento al "Alzamiento" del año 36, está en la Punta de los Atravesados, trasladado piedra a piedra desde Llano Amarillo en Ketama, a 204 kilómetros, recuerda al alzamiento del 17 de Julio, con una amplia terraza y escalinatas su estado de conservación no es bueno.

En la falda del Monte Hacho puede verse el Monumento de Llano Amarillo edificado en este lugar, cercano a Ketama, para conmemorar el alzamiento de las tropas de Africa en 1936 y que dieron comienzo a la Guerra Civil. Fue diseñado por el escultor Bonifacio López Torvizco y trasladado a Ceuta, piedra a piedra, tras la Independencia de Marruecos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario