8/15/2009

The marriage and kidnapping of Walter Burton Harris

Certainly the most fascinating individual to have ever lived in Tangier was Walter Burton Harris who arrived in 1886 only a few months after the departure of the Richard Burtons. Harris came as a member of William Kirby Green's mission to the sultan, Green being Drummond Hay's replacement. Harris, a short, slightly-built young man, mustached and goateed and irresistibly charming, was the second son of one of the wealthy owners of London's Harris-Dixon Shipping Line.

8/14/2009

El Boulevard Pasteur, en el inicio del Tánger moderno

El Zoco Chico fue el corazón de Tánger, el alma palpitante de toda una ciudad..Sonoro y colorista...Se llamaba originalmente Souk Eddahel (Zoco interior)...Los ingleses durante la ocupación de Tánger le llamaron The market Place. Hasta 1880 fue lo que había sido en la edad media: un mercado indígena abierto. Su verdadera historia comienza a partir de la visita de Mulay Hassán en septiembre de 1889 y con la llegada masiva de europeos...Asi comienza I.J Assayag su historia de la evolución urbanística de Tánger en el siglo XX, cuya primera expansión es la creación del Boulevard Pasteur

Tte Coronel Manuel Silvestre

A newcomer who made a distinctive impression on Tangerinos — especially on the ladies — was Lt. Col. Manuel Silvestre, the mustachioed commanding officer of the Spanish forces who landed at, and captured, Larache in 1911. Silvestre took his orders from Tangier's Spanish Minister and was therefore often in the city.

8/12/2009

Spain justifies the occupation of Tangier

At the end of 1946 and after the victory of the allied forces in the II World War the Spanish Foreign Minister published a lengthy document explaining the historical reasons that led Spain to occupy Tangier and attach it to the Spanish Protectore over Morocco. What follows is part of the document.

La banca durante la ocupación española de Tanger

La presencia de la banca española en Tánger conoció un deesarrollo notable durante la ocupación española de 1940 a 1945. De dos bancos españoles establecidos en Tánger desde 1935, el número de bancos españoles pasó a siete en 1945.

8/11/2009

Peliculas sobre o rodadas en Tánger

Mission à Tanger
Año 1949
André Hunebelle, Raymond Rouleau, Mila Parely, Gaby Sylvia, Louis de Funes

Fantasmas de Tánger

Año 1997
Edgardo Cozarinsky, Martine Bouquin

El sueño de Tánger
1995
Fabio Testi, Maribel Verdú, Pastora Vega, José Dominguez etc
De Ricardo Franco

Dernier été à Tanger
Alexandre Arcady 1987
Thierry L’Heremite

José Marín Anillo, panadero republicano represaliado en Tánger

Durante la guerra civil española y sobre todo durante la ocupación española de Tánger, de Tetuán venía mucha gente que secuestraban a republicanos o de izquierdas. Uno de ellos fue el panadero José Marín Anillo, que pasó tres años en el Hacho de Ceuta. Cuando regresó a Tánger, cuenta su familia, venía lleno de piojos.Luego trabajó en Iberia.Vivía en el Patio Laredo.


El secuestro de Ion Perdicaris

Ion Perdicaris fue el protaqonista, con su familia y unos cuantos protegidos todos ellos norteamericanos, el secuestro más famoso de principios del siglo XX. Ion Perdicaris era de origen griego pero nacionalizado americano. Había llegado como inmigrante a Nueva York y comprado unos terrenos pantanosos en lo que más tarde sería el Gran Nueva York, y se había convertido en multimillonario.


Samuel Mobily Guitta

En 1894 fue director del Hospital Español en sustitución. Fundó la Asociación de Amistad Hispano-hebrea. Era masón y Gran Delegado y Consejero del Supremo 33 del Gran Oriente Masónico para España y sus dependencias de Marruecos. Durante 25 años fue presidente de la Logia Morayta nº 284.

Gregorio Trinidad Abrines, fundador de Al Mogreb al Aksa

Tío abuelo de Pepe Carleton Abrines compañero allá por los años cincuenta y sesenta de innumerables iniciativas culturales con Emilio Sanz de Soto. Inauguró en 1880 una moderna imprenta con caracteres arábigos que fue considerada como de las mejores de Europa y la segunda de Africa. También le cupo la gloria de crear en 1883 el primer periódico tangerino cuya cabecera fue Al Mogreb al Aksa.

Era natural de Gibraltar, británico de origen español –balear- y su periódico era de contenido más bien progresista. Se publicó por primera vez en el 28 de enero de 1883.

Diez años después, en 1893, se fusionó con The Times of Morocco y su propietario convino en editarlo en inglés.

Familia Colaço, los cristianos más antiguos de Tánger

Los Colaços eran la familia cristiana más antigua de Tánger. En el registro parroquial de Portugal en Tánger de 1584 aparecia una anotación dando cuenta del matrimonio de Juana Colaço con Juan Mendes. En 1587 aparece también registrado un capitán llamado Antonio Colaço.

En 1798 Jorge Pedro Colaço, abuelo de Daniel Colaço, fue a Fez a ver al Sultán Mulay Sliman. José Daniel Colaço conoció a Sidi Mohamed, Mulay Hassán, Moulay Abdelazis, y Mulay Hafid. Julio Colaço fue arabista. Emilio Rey Colaço, un consumado sportsman nació en Tánger en 1850 y murió en 1911. Alejandro Rey Colaço, compositor, nació en Tanger en 1852 y falleció en Lisboa en 1926.


(Los datos anteriores proceden de Isaac Laredo
Memorias de un viejo tangerino)

Los Agumi, familia marroquí multicentenaria

Los agumis descienden de un ilustre linaje del rey almohade Abdel Mumen Agumi que en el siglo VI del Islam reinó sobre un vasto imperio que iba desde Fez a Túnez. El Amin Si Haj Abderramán, notable miembro de la Asamblea Legislativa de Tánger pertenecía a la familia Agumi. La familia Agumi es citada ya en un dahir (decreto) de Mulay Ismail. Haj Abderramán Agumi se casó con Mina Bernat con la cual tuvo nueve hijos entre 1945 y 1959.

(Datos tomados de La Dépêche Marocaine de Tanger de 26/2/1954)

Judíos en la prensa tangerina

Los judíos de Marruecos y de Tánger en particular desempeñaron un papel relevante a partir del wiglo XIX en el surgimiento de una prensa moderna y de calidad. Numerosos autores se han referido a este hecho singular y notable pero no existía, a mi conocimiento, un estudio pormenorizado sobre el particular. Jacobo Israel Garzón ha llenado esa laguna.

8/10/2009

Fermín Salvochea y Alvarez, un anarquista español en Tánger

Fermín Salvochea y Álvarez (Cádiz 1/3/1842 – 27/9/1907), fue una figura fundamental del anarquismo andaluz y formador de varias generaciones. Nació en Cádiz el 1 de marzo de 1842, estudió en Inglaterra, donde pasó cinco años, en Londres y Liverpool. Allí entró en contacto con las ideas progresistas y humanistas, y se convirtió en un convencido internacionalista, ateo y comunista libertario.

Gaudí en Tánger

Mucho se ha escrito sobre los proyectos que Gaudí presentó a ppetición del Marqués de Comillas para las misiones fraciscanas de Tánger. Gaudí estuvo en Tánger en los últimos años del siglo XIX y recorrió las zonas bereberes para inspirarse para la encomienda que se le había hecho.

El Zoco Chico, gran teatro del mundo, visto por varios autores

Si las ciudades se escenifican preferentemente en algún lugar de ellas, Tánger era representada todos los días en el Zoco Chico. Por sus callejuelas estrechas y empinadas, sus bares y cafetines, sus comercios, iglesias, mezquitas y sinagogas, corría día tras día un torrente inagotable de vida, de gente de culturas diferentes, de sueños que nacían y realidades que despertaban.

El Teatro Cervantes, una institución cultural emblemática

En 1913, y gracias a la generosidad de Manuel de la Peña y su esposa, Esperanza Orellana, fué inaugurado el Teatro Cervantes, donde vinieron a cantar Enrico Caruso, Raquel Meller e Imperio Argentína. El edifício pertenece en la actualidad al patrimonio artístico y monumental de Marruecos, pero se cae a pedazos porque el estamento al que le corresponda no afronta su restauración. A finales de los años veinte vino por primera vez a Tánger Raquel Meller. Entonces todavía no había puerto. Los judíos sefardíes alquilaron todos los botes del puerto y fueron a recibirla hasta el barco para -dicen los cronistas de la época- "llenarle la bahía de rosas y violetas".


Población de Tánger (1663 a 1994)

La población de Tánger a través de los tiempos ha sido siempre algo difícil de precisar. No han existido censos fiables, las poblaciones rurales siempre temieron ser censadas para que no las acribillarán con impuestos; otras veces los criterios para censar eran diferentes según los censadores. Aquí recojolos datos existentes a pesar de sus discrepancias..

Organización administrativa de Tánger hasta el Estatuto

Cargos oficiales

  • Bajá                                                            Gobernador civil y militar y su
  • Califa
  • Jefe del Guich y de la Mejaznia               Tropas irregulares, cien a caballo
  • Jefe de los Askar                                       Infantería
  • Jefe de Tabjia                                            Artilleria
  • Jefe de Bahria                                           Marinería
  • Jefe de Hessa                                            Policía
  • Kadi                                                           Juez en asuntos sucesoriales e inmobiliarios,                             matrimonios,divorcios, sucesiones (todo lo relacionado con la Sharia). El Kadi nombraba a los Adules.
  • Nadir Habus Administrador bienes mezquitas
  • Mohtasseb                                                 Fija y controla los precios
  • Ukil el Ghnaib                                            Administra bienes vacantes en nombre rey y entrega el    producto neto al
  • Amin el Mustafad                                     Administrador bienes dominios
  • Umana                                                       Administrador de aduanas

Alberto España sobre los judíos sefardíes

Se ha hablado mucho de los españoles paladines de la causa hebrea. Por el contrario, se ha ignorado a los hebreos paladines de la causa española….España no comprendió en su día que esos dos millones de sefardíes que aún quedan dispersos por el mundo, constituyeron siempre una parte integrante de la Hispanidad y un elemento activisimo de nuestra peculiar cultura hispánica..


Intento español de bombardeo de Tánger en 1790

Según consta en la Biblioteca Nacional (Afr GF 6468 Tánger siglo XVIII (127 hojas mecanografiadas del Archivo Hº Nacional) D. Diego Choquet, comandante de la fragata española Santa Catalina envía 3 planos de Tánger (hechos por él y el ingeniero Dr. Josef Fernández Olarte) sobre posible toma de Tánger. Carpeta bahía de Tánger 23.8.1790)


Sociedades de beneficencia y socorro social

El mito de un Tánger opulento, despreocupado y lúdico lo contradicen las numerosas instituciones de beneficencia y de auxilio social que las distintas comunidades nacionales tuvieron que crear en todas las épocas, incluida la más floreciente que siguió a la II Guerra Mundial. Era opulencia, despreocupación y fiesta paa unos; la mayoría tenía que ingeniárselas para vivir, a veces en condiciones muy duras. El gran número de isntituciones de beneficencia no debe inducir a error: la generosidad no ha sido nunca una caracteristica de los poderosos. La mayoría de esas instituciones existían en situación precaria.

El Estatuto de Tánger 1930

El Estatuto de Tánger fue negociado y elaborado en Paris por los representantes de España, Francia e Inglaterra y sometido luego y aceptado por Bélgica, Holanda, Portugal. Fue modificado en mayo de 1928 para recoger las objecciones de Italia.

El texto del Estatuto otorga a Tánger el carácter de zona neutra permanente, prohíbe todos los actos de guerra dentro de sus límites y confirma la jurisdicción del Sultán sobre la población local que estaría representada por el Mendub, jefe de la administración de asuntos indígenas. El Negociado de Asuntos Indígenas de la Residencia General francesa de Rabat proporcionó al Mendub el personal necesario para la administración de la ciudad a los cuales se les concede un estatuto autónomo.

Instituciones derivadas del Estatuto:

1) La Asamblea Legislativa Internacional

La componen 26 miembros: 6 musulmanes; 4 españoles, 4 franceses; 3 italianos; 3 ingleses; 3 israelitas; 1 belga; 1 holandés; 1 portugués y un norteamericano cuando y si los norteamericanos se adhieren al estatuto.

El Mendub preside la asamblea, cuyos debates son dirigidos por turno por uno de los cuatro vicepresidentes (francés, inglés, español, italiano) que ocuparán el puesto alternativamente durante un trimestre. Los nueve miembros indígenas, 6 musulmanes y israelitas, son nombrados por el Mendub: los demás por los cónsules de sus naciones respectivas.

Las decisiones de la Asamblea Legislativa son sometidas a la ratificación del Comité de Control, compuesto por los cónsules de carrera de las potencias participantes que dispone de veto. Las decisiones son promulgadas por el Mendub.

Un administrador de nacionalidad francesa durante los seis primeros años de vigencia del estatuto ejecuta las decisiones de la Asamblea y dirige la Administración internacional de la Zona de Tánger. Comparten sus tareas tres administradores adjuntos, el de higiene, de nacionalidad española, el de hacienda, de nacionalidad inglesa, y el de servicios públicos de nacionalidad italiana.

Después del primer periodo de seis años la Asamblea nombrara al Administrador y a los tres administradores adjuntos, escogiéndolos entre las nacionalidades de las potencias firmantes del Acta de Algeciras (con excepción de Alemania, Austria y Rusia). Los 4 administradores deben ser de nacionalidades diferentes. El personal de la administración designado por elección por un comité compuesto por los 4 presidentes de la Asamblea, el jefe del servicio interesado, y el administrador, presidiendo este último.

Un ingeniero de Estado, francés, y un ingeniero español dirigirán los servicios de Obras Públicas.

La policía estará integrada por un cuerpo de Gendarmería, bajo las ordenes de un oficial español, y fuerzas de policía civiles que dirigirá un comisario, nombrado por la Asamblea.

Los antiguos tribunales consulares son sustituidos por un Tribunal mixto Internacional que administra justicia en todos los casos en que litiguen extranjeros.

Formarán parte de este tribunal magistrados ingleses, españoles, franceses, italianos, y belgas. Administrara la justicia en nombre del Sultán, con arreglo a códigos elaborados especialmente para Tánger.

El Convenio que crea el Estatuto de Tánger asignó un periodo de doce años para la vigencia del mismo pasado el cual podrá continuar el mismo estado de cosas, o sufrir revisión de acuerdo entre las potencias extranjeras.

2) Datos de Alberto España, Una vida en Tánger

Habla de La penosa situación en que se encontraban los españoles de Tánger a raíz de la implantación del Estatuto. Publicó seis artículos sobre ello en el diario Ahora, de Luis Montiel (propietario Manuel Chaves Nogales) de reciente aparición entonces en Madrid. También escribió para la revista Estampa, de la misma empresa.

La colonia española de Tánger había perdido toda la influencia adquirida. Esta colonia, que había sido la primera a la hora de las aportaciones, en todos los aspectos de la vida local y de su progreso: la primera escuela, las primeras luces que alumbraron las calles y los hogares de la ciudad, los primeros teléfonos, el primer avión que cruzó su cielo, la primera institución benéfica y tantas otras primicias. Alberto España escribió una serie artículos con el título de Cómo se desorganiza una colonia en El Sol. La colonia española era tres veces mayor que todas las restantes juntas.

Con el Estatuto se nos había igualado legalmente. Ya no nos sería posible utilizar la abrumadora razón del número para reivindicar un derecho atropellado o reparar una dolorosa injusticia. Con el Estatuto se nos ataba corto, sólo a los españoles, obligándonos a aceptar el imperativo galo de quia nominor leo, contra el que no podíamos alzarnos porque para tener razón nos faltaban los barcos y los cañones, que son los que la imponen en el mundo…

El Estatuto era un engendro en cuya gestación no había intervenido ningún tangerino..El Administrador jefe era francés durante el primer período de seis años. El sustituto sería elegido por la Asamblea Legislativa. Llegado el momento, la Asamblea, después de maniobras descaradas y burdas, prorrogó por dos años el mandato del francés y luego vino la II Guerra Mundial…

Administradores adjuntos: español para los Servicios de Higiene y Beneficencia, inglés para Hacienda e italiano para Justicia. Jefe de la Gendarmería un comandante español, adjunto un capitán francés. Y luego oficiales españoles y franceses y clases, en un total de 250. Pero cuando la Gendarmería se presentaba en alguna cábila del hinterland de Tánger, ya habían resuelto los soldados del Mendub con lo que la Gendarmería quedaba para escoltar al Mendub los viernes cuando iba a la mezquita.

En la Policía predominaban los franceses aunque su jefe fuera un español.: Franceses 20; españoles 15; marroquíes 11, italianos 4, belgas 1 (ampliar en página 36). Aduana: jefe francés; int4erventor español. Pero el interventor no podía sustituir a aquel ni siquiera en casos de enfermedad. Todos los vistas eran franceses. En la administración, los puestos importantes eran franceses. Además había un Controleur francés que sustituía al Mendub, cargo que no figuraba por ninguna parte. Pero la mayor parte de los ingresos de la Administración de Tánger procedían de los españoles de Tánger y de la Península, que dejaban al comercio tangerino enormes beneficios.

Era Fiscal español: Don Francisco Villarejo, malagueño de pura cepa (duplicaba su cargo en la Audiencia de Tetuán).

8/09/2009

Los orígenes del boom de la prensa en Tánger contados por Alberto España

Tánger, capital diplomática de un Imperio en revuelta, iba ensanchando su participación en la historia de Marruecos. A Tánger llegaban periodistas de todas partes. Aquí establecían su cuartel general. Y de aquí irradiaban noticias y comentarios que, si no expresaban la verdadera situación del país, por lo menos procuraban acomodarlos a las aspiraciones de cada una de las Potencias en juego.


…El caos era imponente…Aquellos pintorescos corresponsales que se presentaban en el Zoco Chico, tocados con un enorme Salakoff, ataviados con sus breeches de montar, las correspondientes polainas y la inevitable fusta, constituían un grupo muy peregrino. Aunque no salían de la periferia zocochiquesca, venían preparados como para llegar hasta el mismo corazón del África tenebrosa o en llamas, títulos que dependían de la fantasía, más o menos fecunda, de cada uno.

Nunca podré olvidar aquel enviado especial del Heraldo de Madrid que, además del consiguiente atuendo, traía consigo la fama de consumado arabista por el simple hecho de haber traducido unas kasidas..del francés al español..Porque de árabe, ni el infeliz álif de los primeros signos. Algunos años antes había pasado también por Tánger el que luego fue gran escritor y novelista don Pío Baroja. Vino como redactor de El Globo..Sus crónicas tenían ya el sello característico de su prosa fuerte, rotunda, matizada de observaciones agudas y de hondo contenido. Y para ello no necesitó salakoff ni breeches ni tampoco leggins. Una simple maletita con unos modestos trapitos –como él decía- pero con ojos perspicaces, acuciosos, que se asomaban a todos los rincones y atrapaban al instante el detalle singular o el contraste interesante.

Por ese mismo Zoco Chico vi más tarde –y acompañé en ocasiones- a Leopoldo Romeo, Ruiz Albéniz, y aquel famoso Leopoldo Bejarano, de El Liberal, inquieto, travieso, rebosante de gracia y simpatía. Con su ingenio supo mantener en constante regocijo a moros, judíos y cristianos una noche memorable en La Imperial…Representando a La Vanguardia de Barcelona, vino, primero, Alfredo Opiso, que suplía la agilidad necesaria al periodista con sus atisbos profundos y acertados de historiador inteligente y sagaz. Después vino también Emilio Clavet o Calvet –no recuerdo exactamente- cronista admirable, que supo llevar a los lectores con su porosa galana todo el color de las escenas pintorescas vistas en Tánger. Pasó asimismo por el Zoco Chico, en representación de Las Provincias de Valencia, Eduardo López Chavarri, músico, formidable pianista, que hizo grata inolvidable una tarde entera a los que, en el Casino de Tánger, pudimos oírle interpretar de memoria, a los mejores y más grandes compositores, con Wagner a la cabeza.


Datos tomados de Una Vida en Tánger. Confesiones de Alberto
España
. Alberto España, Tánger 1962

Balnearios, casinos, juego y ocio, e inmuebles de Tánger hasta años 60

Una ciudad es también el conjunto de centros comerciales, lúdicos, administrativos, deportivos y otros que encierra. La reconstrucción de la memoria de Táger no sería completa sin ellos y sin las personas que estaban detrás. Estos datos tiene como objetivo fijar la memoria en todo aquello que tuvo que ver con nuestras vidas.

La Asamblea Legislativa

La Asamblea Legislativa de Tánger celebró su primera sesión el 24 de junio de 1925 en el viejo edificio de la Mendubia, antigua Legación alemana que secuestró el majzén al estallar la primera guerra europea. La Asamblea Legislativa fue creada por el Estatuto de 1923, reformado en 1928 para dar cabida a las quejas de Italia





He aquí lo que cuenta Alberto España (La Pequeña Historia de Tánger) del primer día de sesiones:

El terror llega a la Mendubía

Hasta la Mendubía, donde se reúnen los asambleístas para dar a Tánger las nuevas leyes que han de regular su vida, ha llegado esta tarde un aura fría y aterradora, que ha estremecido todos los ánimos, antes de empezar la sesión. En los jardines de la Mendubía, a la fresca sombra de su bella arboleda, los ediles, en diversos grupos, comentan la aterradora noticia del día publicada a toda plana por un diario casablanqués. El doctor Güitta, acostumbrado a sus antiguas funciones de Inspector General, todavía frescas en su espíritu, va de un lado a otro escudriñando detrás de los árboles por si en ellos se escondiera el peligro. El señor Ellis siente rebullir en él sus ímpetus militares, que le incitan a la adopción de planes estratégicos. La nariz del señor Bendelac tiene en esta tarde caliginosa un tono más rojizo que de ordinario y sus labios se pliegan en un rictus de ironía, marcado con más fusrza por el mirar escudriñador de sus ojillos inteligentes. El señor Saurin, abierto el cuello de la camisa y con el nudo de la corbata casi en el ombligo, se abanica con algo que quiere ser un sombrero, pero que no es más que un trozo de fieltro de forma absurda... A la puerta de la Mendubia una de esas nuevas parejas de tres que hemos estrenado con el Estatuto, un español, un francés y un marroquí, examina a los que van entrando.

El diario casablanqués ha logrado meternos el ánimo en un puño : tres mil yebalas disidentes de la Zona Española, se proponen venir a Tánger —precisamente hoy— para perturbar cierta fiesta indígena que aquí debe celebrarse. El conflicto es realmente terrible, pavoroso : mil yebalas armados entrando en Tánger, donde sólo disponemos de unos cuantos policías inexpertos con unas porras por todo armamento.

¿ Y a cuenta de qué viene toda esta algarabía ?... Para el diario casablanqués, informador veraz de lo que sucede en Tánger, la explicación es bien sencilla : el Estatuto prevé que la vigilancia exterior de Tánger ha de corresponder a la Gendarmería y este organismo ha de estar mandado por un Jefe del Ejército español... país todavía en guerra con los yebalas. La consecuencia es tan lógica que uno tiene que darse de calabazadas contra la pared por no haberla deducido antes...

Pero Allah es Grande y Sabidor... Y sabidor de todo ello el capitán Panabieres, dispuso que doscientos soldados de su Tabor fueran al límite de la Zona Internacional para enfrentarse con los yebalas. Todavía no se tenían en Tánger noticias del resultado de este feroz encuentro. De ahí la inquietud que se reflejaba en nuestros ediles aquella tarde memorable...Al día siguiente supimos aquí, por el mismo diario casablanquino, que los yebalas, atemorizados por el oportuno y estratégico despliegue realizado con sus soldados por el capitán Panabieres, no sólo no atacaron sino que tomaron parte alegremente en la aludida fiesta. Los soldados del Tabor Francés fueron ovacionados y el capitán Panabieres —decía el bien informado diario— recibió muchas felicitaciones de los agradecidos tangerinos.

Como puede observar el lector, el hecho de que los tangerinos sepamos lo que ocurre en Tánger a través de lo que nos cuenten los periódicos del exterior, es ya cosa bastante añeja. Y la exactitud, sigue siendo la misma.