9/26/2009

España lleva la primera electricidad a Tánger en 1891

El propietario de este blog está muy lejos de compartir la ideología y la fraseología colonialista que en muchos de los trabajos aquí recogidos se vierte. No obstante cree que la historia es la historia y que no es ético maquillarla para adaptarla a otras épocas y otras percepciones. Los textos recogidos lo han sido tal como fueron escritos


Extracto de
Historia de Marruecos 4ª edición
Por Fr Manuel P. Castellanos OFM. Anotada y continuada hasta nuestros días por
Fr. Samuel Eijan OFM Tomo II
Madrid 1946

"La electricidad, ese agente de la naturaleza cuya esencia desconocemos, pues ignoramos si es flúido y hasta si es cuerpo, y que sólo de él tenemos noticia por los efectos de fuerza, calor y luz que produce; la electricidad, digo, el primero que la trajo a Marruecos, como productora del último de los mencionados elementos, fué un prócer español, el Excmo. Sr. Marqués de Comillas.

"Instalóse en Tánger la luz eléctrica el año 1891, y el 8 de diciembre, festividad de la Patrona de España y su Infantería, ya declinando la tarde y previa bendición solemne de la fábrica por el entonces Superior de las Misiones, M. R. P. José Lerchundi, Sidi Mohammed Torres, Delegado de S. M. X. ante el Cuerpo Diplomático, abrió la comunicación a los acordes de la Marcha Real española, quedando la ciudad iluminada con la luz más intensa después de la del Sol.

"El año pasado realizáronse en la fábrica de la luz eléctrica no-tables mejorar que leemos descritas por el cultísimo Brak en "El Eco Mauritano", correspondiente al 6 de marzo de 1912. Dice : "La Com¬pañía Transatlántica Española, que introdujo en Marruecos esta palpable muestra de nuestra capacidad civilizadora, merece bien de la patria por su laudable iniciativa. No se ha contentado la fábrica de luz con sus primeros triunfos. Evolucionando paralelamente a las necesidades que imponen el aumento de población y el desarrollo de Tánger, anticipándose quizá a sus actuales exigencias, acaba de ampliar su magnífica instalación de la playa introduciendo en ella importantes reformas y mejoras.

"Seríamos por demás prolijos si intentáramos cosignar en esta breve crónica la relación, siquiera fuera escueta, de todas ellas. Nos limitaremos a consignar las principales. »Después de desmontar las antiguas máquinas de vapor y las calderas, ha ensanchado notablemente el salón de máquinas, instalando dos nuevos motores de gas pobre, verticales, de cuatro cilindros y ciento cincuenta caballos de fuerza cada uno, acoplándolos directamente a dos dínamos de 8o kilovatios.

"Ha ampliado el cuadro de distribución general de la energía, extendiendo la red del alumbrado hasta el Marxán, Barriada de San Francisco v los barrios de la Alcazaba v Dar El Barod, aumentando el número de farolas de alumbrado público en dichos barrios y en el centro de la ciudad. "En la fábrica ha instalado un gasógeno de ciento cincuenta caballos de fuerza, nuevo, para impulsar los motores, teniéndose preparado el sitio necesario para dar cabida a otro de trescientos caballos, que quedará montado en el próximo abril. Ha colocado bombas con electromotores, compresores de aire, movidos por fuerza eléctrica, y un aparato para el enfriamiento del agua de circulación en los motores, también movido por la electricidad y demás aparatos auxiliares necesarios para la buena marcha de todos los demás elementos que integran la instalación, entre los cuales figura un grupo elevador de tensión para la carga de la batería de acumuladores, de que ya se disponía.

"Todas estas mejoras y reformas han costado a la Compañía de electricidad alrededor de medio millón de pesetas.Hasta el presente, la luz eléctrica, traída por España a Marruecos, prestaba sus servicios tan sólo en Tánger; pero ¿podríamos dejar por más tiempo privadas de tan benéfico como luminoso flúido, siquiera a las principales ciudades comprendidas dentro de la zona de influencia que en el Magreb se nos ha señalado? De ningún modo.

"Ha empezado con gran actividad —publica "La Correspondencia de España", en su editorial del 8 de septiembre de este año de 1913— las obras de las nuevas fábricas de electricidad que han de suministrar luz y fuerza en Tetuán y Larache."Estas obras son ejecutadas por cuenta de un grupo de capitalistas españoles, que están dispuestos con su dinero y sus iniciativas a que no haya más que Empresas españolas en la zona de nuestro protectorado, y a cuyo frente se halla el notable arquitecto y opulento financiero bilbaíno, D. José Luis de Oriol.

»Para ambas fábricas se han adoptado entre todos los sistemas concurrentes, nuevos motores de cresota sin válvulas, sistema Swiderski, por su seguro y simplificado funcionamiento e imposibilidad de interrupciones; por lo cual se han contratado las unidades necesarias con la Casa Catalá y Armisén, de Madrid, representantes generales para España de la Casa Swiderski. El alumbrado eléctrico se inaugurará en el presente año.

Tánger, ciudad populosa, capital diplomática del Imperio, y cuyo comercio veíase aumentar cada vez más, necesitaba un reloj público. Y ese reloj público, el primero, y hasta hace muy poco tiempo el único de esta forma en el Imperio, se debe también a España; es el reloj que destaca hoy día sobre la torre de la Misión Católica.
Para construirlo se abrió una suscripción entre los habitantes de la ciudad que dió por resultado un total de pesetas 2.416,50, sumando 16.560 pesetas el importe del reloj con el campanario de hierro y campanas, junto con los gastos de albañilería, pintura, etc.

La inauguración del magnífico aparato, sistema Canseco, de Madrid, se ha celebrado con gran pompa de festejos el día 6 de enero del 1894.Los bienes materiales y aun de orden superior que a Marruecos se le han seguido de estos inventos, manifestaciones genuinas de la civilización y el progreso, aquí implantados por España, ninguno de vosotros los ignora, y muy ciego apasionadamente ciego, ha de estar el que no los vea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario