8/22/2009

Tánger a finales del siglos XIX y principios del XX

Au début du XIXe siècle, Tanger comptait environ 5000 habitants. La faiblesse de sa population n'empêchait pas la ville de jouer un rôle international en accueillant les représentations consulaires. Bâb El Assa c'etait la porte où étaient bastonnés les délinquants, dans la Qasba.



A principios de los 90 del siglo XIX llega a Tánger el pintor John Lavery. Se construyó un estudio en el monte y pasó alli todos sus inviernos durante 50 años. Era un consumado retratista que en 1936 pintó a Shirley Temple. También pintó paísajes de Tánger.

Luego llegó Budgett Meakin cuyo padre fundó The Times of Morocco.

En 1894 el British Medical Journal señalaba a Tánger como un centro de salud importante. Por esos años vapores de ruedas llevaban a unas 300 personas diariamente a Gibraltar. El viaje a Londres se hacía en cinco días y a Nueva York en 9 o 10 días. A principios del siglo XX Tánger tenía 30000 habitante, 80 lámparas electricas nuevas y una calle central pavimentada por el Servicio de Higiene y Salud.

En ese comienzo de siglo XX existían varios centros culturales y de distracción iomportantes, entre ellos el Teatro Cervantes, que abrió sus puertas en 1913, y el Circo Tangerino instalado en la calle San Francisco. Los tangerinos ricos pasaban los veranos en Europa. La banda municipal ofrecía conciertos los domingos. Se bebía agua de los pozos que existían en la calle Fez y en el Marshán; los mariscos eran excelentes, así como los frutos y vegetales, pero la carne era de mediana calidad.

Los dahires del sultán se anunciaban a grito pelado.En el interior del recinto amurallado de la ciudad, de muros altos y torres, viven los hebreos, un cuarto de la población de la ciudad, algunos de los cuales poseen las mayores riquezas de Tánger.. El interior del recinto es más limpio, los habitantes gozan de autonomía, sus casas son más grandes, y visten mejor.

El Gran Visir Menebhi

En 1901 el sultán Mulay Abdelazis envía al Gran Visir Menebhi a la coronación de Eduardo VII de Inglaterra. En la Comisión marroquí iba el Caid "sargento" Henri Maclean que fue nombrado barón por el rey inglés. Menebhi había sido con anterioridad fabricantge de alfombras y colchones bajo el regente Ba Hamed y luego ministro de la Guerra con Abdelazis. Fue presentado al rey Eduardo VII y durante su estancia en Londres residió en el castillo de Windsor. Menebhi es hasta el presente el único marroquí hecho cabaqllero por los ingleses.

Siendo ministro de la Guerra fue acusado de complot pero pidió permiso para ir de peregrinación a La Meca y se escapó y se estableció en Tánger en 1910 bajo la protección inglesa. Se construyó un palacio en el borde de la Casbah en el Marshán, cerca de la propiedad de la cherifa de Uezzan y del Caid MacLean. Trajo para su palacio losas de fez. En Tánger todos estaban seguros de que Menebhi nunca tendría problemas de dinero porque se daba por supuesto de que si un ministro de la Guerra se fugaba, lo hacía con la caja del ministerio. Jugaban con él al tenis Walter Harris, Thami el Glaoui, Merry del Val, y otros tangerinos.

Mezquitas de Tánger

El anuario Económico de Tánger de 1923 enumera siete mezquitas principales, y seis sin minaretes entre ellas la Gran mezquita de la calle de la Marina, la de la Alcazaba, la de la Palma, y la de sidi Bu Arrakia. La Gran mezquita fue catedral durante la dominación portuguesa y volvió a su culto musulmán en 1684. Domingo Badia y Leblich (Ali Bey), que estuvo en Tánger en 1803 habla de dos mezquitas.

La Mezquita del Marshán fue inaugurada en 1916. En 1913 se comenzó la construcción de la mezquita de los Aguadores, la del Zoco Grande, que fue terminada en 1922 y dedicada a Sidi Ben Abid. Luego se construyó la de la Emsallah. Las mezquitas menores eran la de la Zauia el Harroq en Dar el Barud, la de Sidi Ben Daud frente a la anterior, la de la Zauia Kitanin, la de la antigua Zauia Tidjanin y la de Sidi Bu Knadel. Ya estaba construida la mezquita de los Aissauas, en la calle de la Mezquita junto a una gran palmera que fue arrancada un día por un viento fuerte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario