8/07/2009

Mulay Abdelazis y Mulay Hafid: dos sultanes y una sola ciudad

Era un sultán tan pobre como Abdelazis y tuvo que hacer frente a revueltas de todos los lados y enormes deudas que los franceses le presentaron. Firmó en 1912 el Tratado de Fez que estableció el Protectorado francés y español y la zona de Tánger y en julio abdicó. Se estableció en Tánger con 200.000 dólares que Francia le había dado y con otra cantidad que la había dado su sucesor. Tánger tenía así dos exsultanes (Mulay Hafid y Mulay Abdelazis) viviendo en ella que se habían combatido ferozmente.


Tenía con él a 168 personas incluyendo a sus esposas y concubinas y su palacio en la Casbah era pequeño e incómodo para tanta gente, así es que compro Ravensrock a los herederos de Drummond Hay. Destruyó la magnifica residencia de Ravensrock y arrancó todos los árboles porque estaba aterrorizado con la posibilidad de un atentado. Ravensrock estaba al lado del palacio de Abdelazis en el monte.

Ambos exsultanes jugaban al bridge y su contrincante favorito era un dentista español. Un día quería tener un león en su jardín y envió al dentista español a Alemania a comprarlo el Circo Hagenback. El dentista regresó con un esplendido león pero encontró que Hafid no quiso pagarle. Cuando Hafid envió a sus sirvientes a buscar al león, el dentista les recibió a tiros. Walter Harris encontró una solución y convenció a los franceses para que pagaran el león. Hafid se buscó un nuevo dentista para buscar con él al bridge, el americano F.W. Ward. Trataba a los pobres de Tánger gratuitamente todos los viernes. El Dr Verdon fue proclamado el mejor jugador de bridge porque se había pasado al lado de Abdelazis. Verdon vivia en una villa en el Marshan. Murió en 1931 durante un crucero en el Baloeran holandés.

Le gustaban los animales exóticos. Tenía una vez dos elefantes. Antes de la I Guerra Mundial había visitado España y se hizo muy amigo de los españoles pro-alemanes y de ciertos oficiales alemanes. Los franceses no le dejaron regresar y le cortaron su pensión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada