8/08/2009

Los Marianistas de Tánger y la guerra civil española

Los religiosos marianistas se sintieron también embargados por la mística de cruzada según la biografía de Guillaume-Joseph CHAMINADE, fundador de la Orden de María, escrita por J. Simler.

También los religiosos marianistas se sintieron embargados por la mística de cruzada en defensa de la religión contra la República, que para la población y los combatientes de la zona nacional –y para muchos católicos y religiosos marianistas de todo el mundo- tuvo la guerra española. Con todo, las movilizaciones de los jóvenes marianistas se produjeron al ser llamados por sus quintas, tanto en el ejército de Franco como en el republicano, llegándose durante la campaña del Norte a estar enrolados 153 marianistas sobre 330 profesos.

En medio de la guerra, la Administración Provincial se vió obligada a tomar la
dirección de dos escuelas para contentar a las autoridades religiosas y políticas
representativas del nuevo régimen. En Vergara, y a petición de Mons. Francisco Javier Lauzurica, se tomaron algunas clases del seminario menor y un colegio que abrió sus puertas el 1º de marzo de 1938, y que conoció la presencia marianista hasta junio de 1940. En Tánger, el Alto Comisario Beigbeder forzó al padre Gordejuela a que los marianistas se hicieran cargo de las Escuelas gratuitas Alfonso XIII (o Casa Riera) a partir del curso 1938-39.

Datos tomados de J. SIMLER,
Guillaume-Joseph CHAMINADE, chanoine honoraire de Bordeaux, Fondateur de la Société de Marie et de L´Institut de Filles de Marie (1761-1850) (Bordeaux 1901);

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada