8/16/2009

Hoteles y pensiones de Tánger

Una ciudad es también el conjunto de centros comerciales, lúdicos, administrativos, deportivos y otros que encierra. La reconstrucción de la memoria de Táger no sería completa sin ellos y sin las personas que estaban detrás. Estos datos tiene como objetivo fijar la memoria en todo aquello que tuvo que ver con nuestras vidas..





    Hoteles que existían en la primera década del siglo XX:
  • CONTINENTAL, CECIL, BRISTOL, VILLA DE FRANCE, ROMA (en el cantó Marlene Dietrich), VILLA VALENTINA (los tres últimos extramuros).
  • La ciudad se extendió fuera de sus muros a partir de 1920 en terrenos que eran todos de Lord Bute. Lord Bute era propietario de una isla escocesa y a partir de 1928 compró terrenos en Tánger que no valían casi nada, creó La Compañía Rentística y construyó un hotel que llamó BELVEDERE en árabe El Minzah. Entre las construcciones de Lord Bute estuvieron el VILLA DE FRANCE, el hotel LE CONSULAT, EL KURSAAL FRANCÉS Y EL MINZAH.
  • Hotel El Minzah
  • El primer director del hotel fue Jean Hammerel. Douglas Fairbanks y Mary Pickford se alojaron en el en 1934; Winston Churchill, Rita Hayworth, y Bárbara Hutton hasta que fijó su residencia en la Casbah se alojaron en el Minzah en 1946; el Príncipe Juan Carlos y su padre el Conde de Barcelona en 1949; el príncipe heredero de Marruecos Mulay Hassán se alojó en el durante la visita de su padre a Tánger en 1957, y ese mismo año albergó a Errol Flynn; el Conde de Paris y Anastas Mikoyan estuvieron en 1960, así como Raquel Meller, el actor Mariko Moreno "Cantinflas", y otros muchos. El Caid Bar se llamó así en honor del Caid MacLean instructor de la tropas de Mulay Hassán y luego de las de su hijo Mulay Abdelazis hasta 1908. La estatua romana de dos metros de altura de la diosa Vesta que se encuentra en el Minzah fue hallada por Mosés H. Azancot en su propiedad en el Zoco Grande en 1935. Otro hoteles antiguos eran el Bristol, en el Zoco Chico, el Compte, La Estrella de Oro, El Hotel Internacional, el Hotel MacLean. El Hotel Rembrandt, el Hotel Savoir, el Hotel du Lyon d’Or, El Hotel Terminus que era propiedad de José López, el Hotel Vila de France, el Villa Valentina fue el preferido para los tés, las comidas, etc. Villa Harris, construida originalmente por el periodista inglés Walter Harris, fue remodelada para casino de juegos, para Club Méditerranée y otros usos.
  • Hotel Fuentes
  • (Datos de Alberto España en Una Vida en Tánger) El Hotel Fuentes - o mejor: la familia Fuentes - era el punto de unión más concreto y preciso entre España y Tánger; y al decir de muchos y entre los muchos me incluyo, de manera mucho más directa y eficaz que nuestras autoridades diplomáticas con excepciones que por supuesto, las hubo. Y a modo de ejemplo, dos celebraciones que tuvieron lugar en el Hotel Fuentes, y a las que de haber prestado más atención los gobiernos españoles de entonces, nuestra realidad histórica hubiese despertado, al menos un poco, de su letargo secular. Me estoy refiriendo al reconocimiento racial y cultural de que, en su mayoría, dieron siempre pruebas más que palpables los judíos sefarditas españoles. Dos españoles ilustres, el uno de nuestra historia política y el otro de nuestra literatura, merecieron el emocionado homenaje de la colonia hebreo - sefardí de Tánger: Emilio Castelar y Benito Pérez - Galdós. Y ello sucedió - sucedía siempre - en el Hotel Fuentes. A Castelar el homenaje le fue ofrecido por el erudito Abraham Pimienta y a Galdós por una muy singular mujer, la escritora y periodista Rahma Toledano, que se adelantó a su tiempo en ideas e ideales feministas, y que fue la más decisiva colaboradora del doctor Angel Pulido a la hora de redactar su profético libro, " Españoles sin patria ", obra a la que Galdós prestó una muy particular atención. Un año después del homenaje a Galdós, don Antonio y doña Ana Contreras habrían de tener un nuevo hijo, con prematura vocación de pintor y que, con el tiempo, habría de vivir la bohemia artístico - literaria de París, en unos años tan míticos como irrepetibles. Nació así Antonio Fuentes, que se llamó como su padre y que fue una persona singular hasta extremos de muy difícil comprensión. Dijérase que llegaba al absurdo forzando su implacable lucidez. Sus opiniones de inmediato se nos aparecían como un contrasentido, pero una vez repensadas comprobábamos que obedecían a una lucidez muy suya. Algo similar a la imagen que Cervantes nos da del " loco cuerdo ". En Antonio Fuentes su esfuerzo de cordura resultaba evidente. Eso sí: un esfuerzo de cordura para evitar cualquier asomo de locura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario