8/08/2009

Anglosajones famosos en Tánger

Los ingleses fueron los primeros del mundo en expatriarse para terminar el resto de sus días en la comodidad de algunas de sus múltiples colonias. Tánger, por su proximidad a Gibraltar y su benévolo Estatuto Internacional, siempre les atrajo. Los norteamericanos se expatrian por otros motivos pero también acudieron a Tánger en gran número principalmente en el periodo entre las dos guerras mundiales.



El Marqués de Bute: Los ingleses en el Monte
El marqués de Bute, compró todas las casas alrededor del Hotel Vila de France para que nadie pudiera construir y quitarle la vista del Zoco Grande, justo debajo del hotel y de la bahía de Tánger y Andalucía. En los años 30 el suelo propiedad del marqués era con mucho la propiedad individual más importante. Poseía el 20 por ciento de toda la tierra y edificios de Tánger. El Cork Castle un bastión de la época de la dominación inglesa en la Casba con pasadizos secretos por toda la Casba y una puerta, Bab Marshan. Durante la II Guerra Mundial Lord bute compró The Tangier Gazette. A principios de los 50 su propiedad inmobiliaria en Tánger era valorada en 5millones de dólares.

Walter Harris

A mediados de los años veinte fue corresponsal en las conversaciones de paz entre rifeños e hispano-franceses cerca de Taurirt, a unas 60 millas de Uxda en la frontera con Argelia. Escribió France, Spain and the Rif. Sus tres amigos de la epoca eran James Wyllie, Richard Hughes y Jack Sinclair. Villa Harris estaba en el Wad Halk


Carleton Coon wrote 15 books including the controversial The Origin of Races in 1962. Died in 1981.

Gordon Browne vivía en el Marshán en una casa que miraba sobre el Estrecho. En 1990 todavía estaba en Marruecos.

Los periodistas Robert Ruark y John Gunther visitaron la ciudad a principios de los 50. Ruark tenía una columna titulada As I was Saying.. dijo “Sodom was a church picnic and Gomoha a convention of Girl Scouts..compared to the Tangier scenes which contains more thieves, black marketeers, spies, thugs, phonies, beachcombers, expatriates, degenerates, characters, operators bandits, bums, tramps, politicians and charlatans..than any other place I ever visited.

Club Americano en el Parque Brooks
John Gunther escribió Inside Africa

Tangier had become a repose for British Pillars of Empire among them Colonel Walter Stirling, who retired there in 1950. Murió en 1958. Another briton, colonel John Boustead. Andre Beaufre combatió en Fez en 1920’s contra Abdelkrim..leading planner of the anglo-french invasión at Suez in 1956.

Escritor británico Rom Landau. En la RAF, especialista en inteligencia política..Escribió 27 libros y su bestseller God is my adventure. Visitaba frecuentemente Tánger. Escribió The beauty of Morocco and Portrait of Tangier, sucia, violenta, depravada; más casos criminales que cualquier otra ciudad de Marruecos

Jimmy Joy en los 50 y 60 en The Tangier Gazette: Arms smuggling was the most profitable of all smugglings
Un contrabandista americano dio que hablar en el otoño de 1952 con el Combinatie, un barco holandés de 500 toneladas, en alta mar le secuestraron la carga. Dijeron que había sido el 5éme Bureau, propiedad de Sid Paley, ex GI que tenía una fábrica de nylon en Tánger. Paley fue detenido

El baile anual de la prensa se celebraba en el hotel Rif

Paul Bowles y Ahmed Yacoubi (murió de cáncer en 1979) el pintor: ambivalente sexual. Jane Auer tenía su propia casa arriba en la medina y encontró a una amiga llamada Cherifa. Luego Paul conoce a Mohamed Mrabet

John Crosby del New York Herald Tribune visitó Tánger a principios de los sesenta.

William Burroughs vivió en Tánger de 1954 a 1958

Brion Gysin. En Tánger después de la II Guerra Mundial. Canadiense. Vivía en un ala del Palacio Menebhi en el Marshan. Restaurante las “1001noches”

Sir Terence Creagh-Coen

Honorable David Herbert, era el segundo hijo del Earl of Pembroke and Montgomery. Visitó Tanger por primera vez en 1935. vivio permanentemente en Tánger desde 1950

Dowell Jones Propietario del Pasapoga, admirador de jovencitos españoles y marroquíes, había sido hombre de negocios en Londres y ahora propietario de varios apartamentos en Tánger. Su HQ en el Zoco Chico…Llamó la atención de las autoridades no por sus aventuras homosexuales, sino porque sus chicos se orinaban en los corredores y ascensores de todos los apartamentos.

Frank and Silas, peluqueros. Frank Strutt y Silas Williams habian combatido con el ejercito británico en Nigeria

16 de septiembre de 1957 primera visita de Mohamed V a Tánger después de la independencia. Antes en 1947 hizo un discurso que molestó tanto a los franceses que le confinaron en Madagascar. En 1953 los franceses se lo llevaron a Córcega, devuelto al trono a mediados de noviembre de 1953. El Príncipe heredero Hassán y su hermano Abdalá llegaron a Tánger en un esplendido Lincoln descapotable de color crema que les había sido ofrecido por la comunidad judía de Tánger.

American and Foreign Bank propiedad de un duo intrigante, Herman Brann, de Nueva Cork y capitan durante la II Guerra Mundial. Ya había estafado en panama y huido a Suiza a fines de los 40 y luego se vino a Tánger pensando que era un lugar excelente. Compró el Moroccan Bank en el Bulevard. Tenia como agente para los fondos a Tom Stangbye, noruego naturalizado americano. Compró La Maison de Paris, al otro lado del salón de te de Mme Porte y el Moroccan Courier, el unico periodico deAfrica propiedad americana. En los 60 deciden emigrar de nuevo a Panama y se llevaron todos los depósitos, valorados entre 500000 y 4000000 de dolares.

La princesa real Lalla Fatima Zohra, prima de Hassán II ocupó la vieja mansión de Abdelazis en el Monte. Se relacionaba con David Herbert. Poseía terrenos en la costa cerca de las Grutas de Hércules, el restaurante que había allí y la playa conocidos como Robinsons Beach y se lió con el alemán Manfred Leister a quien conoció cuando se lo enviaron para que le reparara su televisor. Leister terminó siendo administrador de sus propiedades alrededor de Tánger.


Nota: Todos los datos arriba reseñados están tomados de
Stars in the firmament, de David Woolman

1 comentario: